como hacer ejercicio con una silla

¿Se puede hacer deporte con una silla?

Hoy en día, pueden encontrarse muchas maneras de hacer deporte, tanto en solitario como en compañía. Igualmente, cada entrenamiento se puede combinar con otros elementos para que el mismo resulte distinto y no sea tan monótono. Además, también es recomendable que estas sesiones estén acompañadas de dietas equilibradas para que la salud vaya mejorando con el paso de cada sesión.

¿Es posible hacer deporte con una silla?

Para hacer ejercicios en casa no es necesario contar con una gran cantidad de elementos como en un gimnasio, sino que simplemente hace falta tener un poco de imaginación y aprovechar las posibilidades que ofrece el mobiliario de la misma. De hecho, estas soluciones se antojan como necesarias para algunas personas que no tienen tiempo para ir al gimnasio y prefieren hacer el deporte en la vivienda. Por ello, en estas líneas se desgranarán algunas técnicas para hacer ejercicio con la ayuda de una silla.

Rodillas al pecho

Para llevar a cabo este ejercicio es necesario que la persona se siente sobre la silla y eleve las rodillas al pecho, primero una y después la otra. Lo recomendable es repetir este ejercicio diez veces con cada pierna y luego otras tantas veces con las dos a la vez. De esta manera, con esta modalidad se fortalece la zona abdominal y ayuda a mejorar la digestión a y quemar grasas, así como a mejorar la flexibilidad, fortalecer las articulaciones y corregir la postura corporal.

Para la cintura

Este ejercicio debe realizarse con el cuerpo deslizado hacia delante del asiento de la silla y con sujeción de las manos en los posabrazos mientras las rodillas quedan elevadas y el abdomen se aprieta. Lo ideal es mantener esta postura al mismo tiempo que se gira la cintura de un lado a otro, con diez movimientos en cada repetición y un descanso de minuto y medio entre cada repetición.

Hacia el suelo

Otra modalidad es hacer este ejercicio sentados en la silla e inclinar el torso, pero manteniendo la espalda recta y tocando el pie derecho con la mano izquierda y viceversa. Lo recomendable es repetir el ejercicio con cada mano y cada pie, con descansos de medio minuto entre cada repetición y con el abdomen bien apretado.

Elevación del cuerpo

Otra de las alternativas es apoyar la silla contra una pared y tomar una pose sentada en el suelo frente a la silla. Entonces hay que colocar los brazos sobre el asiento y levantar los glúteos con la fuerza de los bíceps. Es recomendable que este ejercicio se haga en series de diez con medio minuto de descanso entre cada una. Igualmente, aquí también es importante apretar el abdomen para que el mismo se trabaje además de los glúteos. ideas de ejercicio con silla

Los oblicuos

En este caso hay que poner la silla apoyada en una pared y apoyar los brazos en la misma al mismo tiempo que el otro se velante, con la pierna que le corresponde y apretando el abdomen al mismo tiempo. De hecho, es una posición estática que da mejores resultados en función del tiempo que se aguante.

Para los glúteos

Apoyar las dos manos en uno de los reposa-brazos de la silla y elevar una pierna hacia detrás diez veces sin llegar a tocar el suelo. Después hay que descansar y volver a repetir las series tres veces. Este ejercicio es perfecto para los glúteos y para eliminar celulitis.

En definitiva, con todas estas modalidades de ejercicios con la ayuda de una silla se puede hacer deporte a la perfección y tonificar distintas partes del cuerpo desde la propia vivienda, sin tener que ir a gimnasios ni nada parecido. ¡Coméntanos cuál es tu rutina favorita para hacer en casa!

Sin comentarios

Añadir un comentario