Dolor e hipertrofia ¿van unidos?

Todo aquel que practica deporte sabe que, en mayor o menor medida, es habitual sentir dolor tras hacerlo. Se creía que las temidas "agujetas" eran causadas por cristales de ácido láctico, que se genera en gran cantidad con el ejercicio. Sin embargo, actualmente esa teoría ha sido sustituida por otra que señala la exigencia sobre los músculos como culpable. Al hacer ejercicio, estos se fuerzan y ello provoca microrroturas en fibras y tendones que setraducen, justamente, en dolor.

Qué es la hipertrofia

Muy vinculada a la anterior y, por supuesto, al deporte, se halla la hipertrofia muscular. Esta no es otra cosa que la denominación científica que se da al fenómeno del crecimiento de las células musculares, lo cual lleva, consecuentemente, al desarrollo de las fibras y, en suma, de los músculos.

Se produce en el entrenamiento y la competición en todos los deportes, pero especialmente en los llamados anaeróbicos (culturismo, halterofilia, fitness, etc.). Y no debe confundirse con la hiperplasia, consistente en que las citadas células, además de crecer, se reproducen mediante división dando lugar a un mayor aumento de la masa muscular. Por tanto, y a pesar de su nombre, la hipertrofia es buena siempre que no se produzca de manera exagerada o muy rápida. En este sentido, debe ir siempre asociada a un buen entrenamiento, no siendo menos importante el tema de las dietas.

La relación entre la hipertrofia y el dolor tras el entrenamiento

En consonancia con todo lo dicho, hay que detenerse en la relación entre hipertrofia y dolor muscular. A tenor de lo que es cada uno, la pura lógica nos dicta que no existe tal vinculación. Siempre que el ejercicio realizado sea acorde con las posibilidades de quien lo practica, no tendría por qué producirse el dolor. Como hemos visto, este nace de someter a los músculos a demasiada exigencia.

El único requisito para que se genere la hipertrofia es someter a aquellos a la necesaria tensión. El cuerpo cuenta con unos receptores denominados "integrinos" cuya función es captar esa carga de trabajo a que el músculo está sometido y activar el proceso de síntesis de proteínas, mediante el cual se genera el crecimiento muscular.

Por tanto, hay que erradicar la falsa creencia de que, por excederse en el gimnasio, se van a desarrollar más los músculos. Esa síntesis de proteínas de la que hablábamos solo alcanza determinados niveles y, aunque el ejercicio sea mayor, nunca los supera. Lo único que se consigue con un esfuerzo desmesurado es tener, precisamente, dolor y, en casos más graves, perjudicar la salud con una rotura fibrilar o tendinosa. Incluso el sobreentrenamiento es desaconsejable para ganar músculos, puesto que lleva a lesiones que, a su vez, provocan descomposición de las citadas proteínas.

Las dietas también son muy importantes

Por otra parte, la alimentación también es fundamental para lograr un buen crecimiento muscular. Si el ejercicio no se compensa con una buena dieta, lo único que se consigue es perder energías. Quienes practican entrenamiento con regularidad, deben comer de todo y sumar entre 250 y 1000 calorías a su ingesta habitual. Y ello no solo para recuperar las fuerzas perdidas, sino porque la energía es igualmente necesaria para el crecimiento de los músculos. Además, una buena dieta ayuda a evitar ese dolor que surge al excederse en la práctica deportiva.

En conclusión, la práctica del deporte debe ser adecuada a las posibilidades de cada uno. El simple hecho de tensionar los músculos provoca hipertrofia o crecimiento de los mismos. En cambio, si el esfuerzo resulta demasiado grande, el efecto es el contrario: lesiones musculares y, sobre todo, dolor.

Animamos desde aquí a nuestros lectores a participar con sus comentarios dando su particular visión.ejercicio hipertrofia

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
Suscribirse

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

 he leído y acepto la RGPD