ejercicio a partir de los 50

El ejercicio a partir de los 50 años

Hoy, con 50 años, se es todavía joven gracias a los avances en materia de salud. No obstante, se trata de una edad considerable. Baste pensar que hasta hace menos de seis décadas la media de vida de una persona se situaba en torno a esa edad.

Ello no significa que el ejercicio físico sea malo a los 50. En absoluto, sigue siendo necesario para mantenernos en forma. Sencillamente debemos hacerlo con moderación y buscando aquellos deportes que mejor se adapten a esa edad. Así mismo, quienes padezcan alguna enfermedad, deben acudir al médico para que les aconseje cuál es el ejercicio físico más recomendable para ellos. Y también para que, si lo considera necesario, les realice una prueba de esfuerzo.

¿Qué deportes podemos realizar a partir de los 50 años?

No obstante todo lo dicho, si hacemos deporte a los 50 años, es conveniente que vigilemos algunas partes del cuerpo. Es aconsejable controlar la columna. No conviene sobrecargarla. Por tanto, los ejercicios que nos exijan tales esfuerzos no son beneficiosos. Igualmente, hemos de prestar atención al dolor de huesos. Si se produce, quizá sea una señal de que debemos rebajar la intensidad de la actividad física.

En este sentido, a los 50 el deporte tiene que practicarse con calma. Ya no podemos hacer rutinas de ejercicios que exijan una intensidad muy elevada. Ni es bueno para el corazón, ni para la salud de músculos y huesos, ya que pueden producirse lesiones graves.

Con arreglo a todo lo dicho, los deportes más recomendables a partir de los 50 son aquellos que practicamos durante un tiempo largo pero con una intensidad moderada. Por ejemplo, caminar dando largos paseos a buen ritmo e incluso alternando el paso suave con el trote. Es un ejercicio moderado y de bajo impacto en el cuerpo, es decir, con el que no suelen producirse lesiones.

Una variante que además nos permite apreciar magníficos paisajes es el senderismo. No obstante, en este caso debemos tener cuidado con las pendientes pronunciadas, ya que no son recomendables, por ejemplo, para quienes sufren algún padecimiento del corazón.

Otro magnífico deporte para después de los 50 años es la natación. De hecho, se dice que es uno de los más completos que hay. Mejora la función cardiovascular, permite ejercitar todos los grupos musculares, incrementa la flexibilidad e incluso es sana para quienes padecen determinados problemas de espalda. Además, al practicarse en el agua, es perfecta para personas con sobrepeso o movilidad reducida.

Finalmente, son muy recomendables los deportes que no exigen mucho esfuerzo físico. Por ejemplo, es interesante el yoga. Fortalece cuerpo y mente, mejora la flexibilidad y el equilibrio, retrasa la pérdida de densidad ósea y tonifica la musculatura e incluso ayuda a controlar los cambios hormonales producidos por la menopausia. Y, junto a este, también podemos elegir otras disciplinas de procedencia oriental como el taichíejercicio a partir de los 50

Sin comentarios

Añadir un comentario