Cómo hacer correctamente el ejercicio de la plancha

A la hora de practicar deporte es muy importante conocer la forma correcta de ejecutar cada ejercicio de nuestro entrenamiento para aprovechar sus beneficios. Resulta igualmente necesario complementar la práctica deportiva con unas adecuadas dietas. Todo ello repercutirá de forma muy positiva en nuestra salud y bienestar.

Por ello, resulta necesario ahondar en la plancha como ejercicio efectivo para mantener el cuerpo en perfectas condiciones.

La plancha, un ejercicio que no puede faltar en nuestro entrenamiento diario

Solemos pensar que los ejercicios que resultan más difíciles de ejecutar son los que tienen más efectividad para tonificar el cuerpo, pero es un error. Hay muchos que son sencillos de realizar en cuanto a la ejecución y que son muy eficaces, como es el caso de la plancha.

La plancha es uno de los que mejor funcionan a la hora de trabajar el recto abdominal, pero claro, si lo llevamos a cabo de forma correcta, ya que de lo contrario, no solamente no nos aportará sus beneficios, sino que además podremos lesionarnos.

De lo que se trata es de hacer contracciones isométricas sin encoger ni alargar el músculo pero sí tensándolo. De esta manera, ejercitaremos el abdomen.

¿Qué beneficios podemos conseguir con este ejercicio?

Son numerosos los beneficios que se logran con la práctica de este ejercicio, siempre y cuando se ejecute de forma correcta, ya que de otra forma, insistimos, las lesiones serán más probables.

Uno de los beneficios que ofrece es el del aumento considerable de la fuerza que tiene el torso, así como una mejora muy significativa del equilibrio. Igualmente, la plancha sirve para ayudar a conseguir una postura del cuerpo correcta y marcar el abdomen al mismo tiempo que tonifica los glúteos.

A su vez, si padecemos dolores de espalda contribuye a que ese dolor se vea reducido al servir para proteger las lumbares y repartir el peso del cuerpo por el abdomen.

Ahora bien, ¿cómo realizar de forma correcta una plancha?

Para ejecutar este ejercicio de forma correcta deberemos seguir los pasos que siguen:

  1. Nos apoyamos sobre rodillas y antebrazos con los codos justamente debajo de los hombros.
  2. Estirando las piernas, nos apoyamos sobre las puntas de los pies sin subir la cadera formando una línea. No bajamos los glúteos ni la espalda.
  3. Nos quedamos en esa posición durante el tiempo que exija el entrenamiento y realizamos el número de series que estipule nuestra rutina.

En este punto, resulta esencial mantener una postura adecuada, y durante las primeras sesiones es mejor no forzar haciendo series muy duraderas en cuanto a tiempo o repeticiones. Es preferible hacerlo de forma progresiva. También resulta conveniente añadir que en el momento en el que aparezca el dolor de espalda deberemos abandonar el ejercicio.

Además si quieres potenciar los efectos, puedes utilizar estas bases giratorias a la hora de realizar las planchas.

Como vemos, la plancha constituye uno de los ejercicios que no deben faltar en las sesiones de práctica diaria del deporte por los múltiples beneficios que reporta al cuerpo, así como por la sencillez de su realización. ¿Con qué vicios o dificultades te encuentras al practicar la plancha?

Sin comentarios

Añadir un comentario