lesiones típicas de las muñecas

Ejercicios de entrenamiento para fortalecer las muñecas

Las muñecas son una parte del cuerpo muy sensible a las lesiones o incidencias físicas y, por tanto, requieren de un cuidado muy especial. Este proviene fundamentalmente de una serie de ejercicios que tendrán como principal objetivo el entrenamiento y fortalecimiento de esta parte del cuerpo humano.

Ejercicios para entrenar y fortalecer nuestras muñecas

1. Pinza fortalecedora de agarre

Desde luego que dentro de esta estrategia no puede faltar la utilización de un producto comercial denominado pinza fortalecedora de agarre: ¿para qué sirven los ejercicios que pueden realizarse con esta herramienta en los entrenamientos de los músculos de la mano? Pues fundamentalmente, para ejercitar estos pequeños ligamentos e incluso para favorecer la mejor recuperación de los dedos.

Debemos apretar la empuñadura para fortalecer el antebrazo y la muñeca y prevenir la distensión muscular. El ejercicio con este aparato tiene una incidencia directa sobre la muñeca, ya que estos movimientos también alcanzan a la articulación que une los huesos cúbito y radio al carpo. Usaremos el aparato para hacer varias y suaves flexiones interiores, que deberán realizarse sin brusquedades ni movimientos violentos. Para facilitar esta tarea en los ejercicios, lleva incorporado un mango que es antideslizante.

2. Torsión en esta articulación

El segundo de los ejercicios estaría basado en una torsión en esta articulación que estimule su correcto funcionamiento. Para que esta actuación sea mucho más eficaz, es muy importante que vaya acompañada por una toalla que tendremos que agarrar por ambos extremos. A continuación tenemos que tirar de un lado para delante y el otro para atrás. Es decir, un movimiento similar al que se produce cuando escurrimos el agua en alguna clase de tejidos. Esta acción tan sencilla sobre la muñeca, no solo ayuda a fortalecerla sino que está muy indicada para prevenir lesiones generadas tanto en el ámbito del deporte como en las actividades domésticas.

3. Rotaciones de muñecas

El último de los ejercicios con estas características es aún más sencillo de aplicar y se basa en hacer rotaciones sobre la muñeca. Pero con un pequeño detalle y es que el puño deberá estar cerrado. Además, tendremos que hacer el movimiento de rotación tanto hacia dentro como hacia fuera (con movimientos exteriores e interiores). Su frecuencia dependerá de las necesidades reales que tengan los ejercitantes, pero a título orientativo podemos realizarlo entre 10 y 15 veces en ambos lados. Al igual que en el ejercicio anterior, la clave para que surjan los efectos más positivos es desarrollarlo muy suavemente, sin forzar en ningún momento la mecánica de los movimientos.

Conclusión

En todos los casos, son ejercicios muy eficaces y prácticos para prevenir algunas lesiones deportivas que pueden emerger en esta zona del cuerpo humano. Por ejemplo, fracturas de los huesos carpianos, esguince de muñeca o muñeca abierta, distensiones o las clásicas tendinitis. Las cuales dan lugar a la aparición de dolores moderados, inflamación y, en menor intensidad, una incapacidad funcional que impide ejercer algunas funciones en la mano.

En cualquiera de los casos, todas estas incidencias físicas están muy ligadas a actividades deportivas en donde la participación de la muñeca es muy activa. Entre ellas podemos destacar el tenis, lanzamientos, remo y algunos deportes en equipo como baloncesto, waterpolo y balonmano. ejercicio y lesiones en las manos

Sin comentarios

Añadir un comentario