Entrenamiento cardiovascular

Todo lo que debes saber sobre el entrenamiento cardiovascular

Cada vez más personas buscan perder peso, estar en forma o preparar el cuerpo para una competición, pero lograrlo no siempre es posible, bien por falta de tiempo o porque haya que atender a otras obligaciones. El entrenamiento cardiovascular es una de las rutinas más completas y adaptables, aunque para que veas resultados es imprescindible que crees un hábito de entrenamiento y lo complementes con una dieta sana.

¿Qué beneficios aporta el entrenamiento cardiovascular?

Esta modalidad de entrenamiento se asocia con la pérdida de peso, pero además de esto, aporta otros beneficios importantes. Sirve para ganar resistencia, ayuda a aumentar la capacidad pulmonar y previene enfermedades relacionadas con el sistema cardiaco o circulatorio.

Otra ventaja es que, si ejecutas cada ejercicio de forma correcta, te ayudará a prevenir lesiones. Además, estos entrenamientos mejoran el estado de ánimo. El motivo es que durante y después de su ejecución, liberarás algunas hormonas, como la dopamina o la serotonina.

¿Qué ejercicios se practican en este entrenamiento?

Una de las grandes ventajas de los entrenamientos cardiovasculares es que podrás realizarlo, tanto en casa como en un gimnasio. Solo necesitarás un poco de espacio y algo de material, aunque esto último tampoco es imprescindible porque algunos ejercicios se pueden realizar utilizando el propio cuerpo.

El levantamiento de rodilla o las sentadillas con salto son ejercicios que puedes practicar en cualquier parte y sin materiales complementarios. Tanto uno como otro sirven para quemar calorías y fortalecer las piernas.

Otro más avanzado son las zancadas pliométricas que consisten en saltar como si estuviéramos corriendo en el sitio, pero abriendo las piernas al cambiar el paso. Deberás flexionar las rodillas y apoyar un pie por completo y otro por la puntera.

El salto a la comba es otro de los ejercicios típicos de este entrenamiento. También puedes realizarlo en el hogar, pero es necesario que cuentes con la propia comba. Existe la opción de realizar un entrenamiento de estas características en el gimnasio, si utilizas máquinas, como el remo o el levantamiento de mancuernas con peso bajo y haces un gran número de repeticiones.

Entrenamiento cardiovascular

Los retos de esta rutina

Todo sistema de entrenamiento requiere esfuerzos. La constancia es clave para alcanzar los objetivos y esta rutina deberás hacerla como mínimo durante cuatro días a la semana y durar entre 30 y 60 minutos. El componente psicológico también es importante y hacerlo en solitario puede llegar a ser duro y monótono. Por ello, poner música y buscar la forma de mantener la motivación es esencial.

En conclusión, el entrenamiento cardiovascular tiene ejercicios muy variados y las mejoras físicas llegan en un tiempo relativamente bajo. Equiparte con ropa deportiva, calentar, buscar la motivación y terminar con estiramientos harán que lo aproveches al máximo. ¡Cuéntanos tus experiencias!

Sin comentarios

Añadir un comentario