cabecera de un Entrenamiento funcional

¿Qué es el entrenamiento funcional?

En la actualidad, las personas ligadas al mundo del deporte y del fitness se están centrando cada vez más en las rutinas de entrenamiento funcional, basadas en ejercicios que trabajan numerosos músculos de manera simultánea, mejorando la potencia, la resistencia muscular, la coordinación, el equilibrio, la postura y la flexibilidad, además de ser un excelente método para definir los músculos.

Este tipo de disciplina permite convertir las tradicionales sesiones de gimnasio en entrenamientos cortos, dinámicos y muy eficientes. Cualquier persona puede realizar un entrenamiento funcional de acuerdo con sus necesidades y metas. Se trata, principalmente, de utilizar los movimientos de la vida cotidiana, adaptándolos a un programa específico de entrenamiento. A esto hay que sumarle que el entrenamiento funcional puede ayudar a mejorar en cualquier disciplina deportiva, además de acelerar la recuperación de lesiones.

Ejemplo de un entrenamiento funcional

5 ejercicios de entrenamiento funcional que mejorarán tu condición física y tu salud

Sentadilla con balón medicinal

Para efectuar este ejercicio extenderemos nuestros brazos hacia arriba con el balón entre las manos, manteniendo las piernas abiertas a la anchura de los hombros. A partir de esta posición de inicio, flexionaremos las piernas al máximo para realizar la sentadilla, colocando el trasero hacia atrás y manteniendo en todo momento la espalda recta. Llegados a este punto, nos elevaremos de nuevo para volver a la posición de inicio, es decir, brazos estirados hacia arriba, balón entre las manos y espalda recta. Se trata de un ejercicio muy completo que nos ayudará a tonificar los glúteos, las piernas, la espalda, los brazos y los hombros.

Curl de bíceps elevando las piernas

Efectuaremos el curl de bíceps con unas mancuernas, alternando cada brazo mientras elevamos al mismo tiempo la pierna del lado correspondiente al miembro con el que estamos levantando la mancuerna, como si hiciéramos un movimiento similar a subir una escalera. Con este ejercicio trabajamos, sobre todo, el sistema cardiovascular, las piernas y los brazos.

Zancadas con mancuernas

Agarramos un par de mancuernas, realizamos una amplia zancada hacia el frente y flexionamos las piernas hasta que la rodilla de la pierna de atrás roce casi el suelo. En este momento levantamos las mancuernas flexionando los codos hacia atrás, de manera que trabajemos nuestra espalda. Después repetiremos el proceso con la otra pierna. Este ejercicio trabaja de manera intensa nuestra espalda, las piernas y, especialmente, los glúteos, sobre todo, si efectuamos una zancada larga.

Elevaciones laterales y de rodillas

Este ejercicio se efectúa de pie elevando una de nuestras rodillas mientras que, al mismo tiempo, elevamos los brazos de manera lateral hasta la altura de los hombros. Nos ayudaremos de unas mancuernas para realizar las elevaciones laterales de los brazos, e iremos alternando la rodilla derecha e izquierda en cada elevación. En este ejercicio trabajaremos, sobre todo, los glúteos, los hombros, la coordinación y el equilibrio.

Extensión de cadera

Desde una postura inicial de pie y agarrando dos mancuernas, flexionamos el tronco hacia delante, manteniendo los brazos hacia abajo y levantando una pierna hacia atrás, de modo que formemos un eje horizontal con nuestro cuerpo. Iremos alternando ambas piernas. Con este último ejercicio trabajaremos el equilibrio, las piernas, los glúteos y toda la musculatura del tronco.

Las dietas sanas y equilibradas y la introducción de estos completos ejercicios en las rutinas mejorarán la salud en general, tonificando todos los músculos y mejorando la movilidad, tanto articular como muscular. Puedes saber más sobre las dietas en nuestro artículo sobre dietas para definir altas en grasas.  Y es que no se trabajan grupos musculares aislados, sino que es un modo de hacer deporte trabajando todo el cuerpo en conjunto, de ahí que las tablas de entrenamientos funcionales ayuden en gran medida a ganar flexibilidad, fuerza, resistencia, equilibrio y coordinación, fortaleciendo al mismo tiempo nuestro sistema cardiovascular.

¿Te parecen útiles este tipo de rutinas? ¿Las has probado alguna vez? Deja tus comentarios y danos tu opinión.

Sin comentarios

Añadir un comentario