Entrenamiento en casa

Utiliza los muebles y accesorios de tu casa para entrenar

Cada vez son más las personas que deciden entrenar desde casa para poder hacerlo cuando mejor les vaya. Es una forma de organizar el día a tu gusto y de avanzar según tus propios tiempos. Si quieres empezar tu entrenamiento en casa, estás en el artículo correcto.

A continuación, te ofrecemos soluciones de entrenamiento utilizando simplemente las cosas que tienes a tu alcance en tu hogar, sin la necesidad de comprar nada específico.

Complementos clave para entrenar en tu casa

Para iniciar tu rutina, puedes usar desde tu sofá, mesas, sillas o cama para hacer ejercicios localizados. Dependiendo de cuáles sean tus necesidades, es importante que entrenes un tiempo u otro. Por ejemplo, tienes la opción de hacer dips con apoyo en la cama. También puedes utilizar el sofá o la mesita del café, cualquier mueble que se adapte a tu altura. Y es fundamental que subas explosivo y que luego hagas la bajada lenta. Se trata de un buen ejercicio para fortalecer tus brazos y para ganar más flexibilidad en las muñecas.

Si tienes la oportunidad de hacer el ejercicio de bicho muerto, únicamente necesitarás el suelo de tu habitación. Y debes tener el abdomen apretado todo el rato sin hiperextender la lumbar.

En el caso de que quieras ejercitar tus brazos, tienes la opción de usar una mochila de complemento. Cualquier mochila que tengas en casa vale, aunque las asas de las bolsas que se usan para el gimnasio son mucho más prácticas. Y al tratarse de un trabajo de alta intensidad, el movimiento que haces tiene que ser continuo. La espalda tiene que estar recta y apretada, y tú mismo puedes elegir el peso que más te convenga.

Tampoco podemos olvidarnos de las flexiones invertidas. La mesa es ideal para realizar este tipo de ejercicios. Usa una mesa alta, como por ejemplo la de tu salón. De este modo, podrás colarte por debajo de esta y también colgarte del extremo con el objetivo de trabajar con tu propio peso corporal. Cuánto más flexionadas estén las piernas, más fácil será hacer este ejercicio.

Y ahora ha llegado el momento de las sentadillas. Te proponemos hacerlas con una garrafa o botellas de agua que tengas a tu alcance.

En definitiva, aprovecha y utiliza los muebles y accesorios para empezar a quemar calorías con un entrenamiento en casa a medida. Nadie se conoce mejor que tú, y ese es tu súper poder. Aprovecha las facilidades que tienes a tu alcance y ponte en forma cómodamente desde tu hogar. Con algo de ejercicio y una dieta sana seguro que consigues mantener la línea.

Puedes darnos feedback de la información comentada en este artículo y contarnos cuáles son tus claves de entrenamiento. Seguro que inspiras a muchos lectores con tus métodos.

Sin comentarios

Añadir un comentario