ultraman

¿Cómo prepararse para un ultraman?

El ultraman es posiblemente una de las pruebas físicas más exigentes a nivel físico y mental. Se divide en tres días diferentes, y cada uno de ellos requiere un esfuerzo descomunal: el primero consta de 10 kilómetros de natación y 148 en bicicleta, el segundo de 275 kilómetros en bicicleta, y el tercero de 84 kilómetros de carrera a pie. Es, por tanto, mucho más dura que otras pruebas conocidas por su exigencia como el triatlón, lo que requiere de una preparación exhaustiva para afrontarla en condiciones.

Para empezar, sobra decir que es necesario llevar una planificación precisa de las jornadas de entrenamiento. En un ultraman las molestias generadas por una preparación deficiente pueden ser mucho mayores de lo habitual , por lo que es fundamental seguir a rajatabla el calendario. Si conoces bien tu cuerpo y tus necesidades, podrás llegar en condiciones. En ese sentido, es también importante entender que vale más un entrenamiento basado en la calidad que en la cantidad, por lo que no es necesario que practiques corriendo 50 kilómetros al día siempre y cuando sepas hacer un buen trabajo de técnica y fuerza.

Por otro lado, el componente mental es tan importante como el físico o incluso más. Es clave que mantengas la motivación durante todo el proceso, tanto en la preparación como a la hora de afrontar la prueba. De lo contrario, es fácil que surjan momentos de debilidad que es necesario evitar. En este aspecto, planificar cómo vas a afrontar potenciales problemas te ayudará a que, si estos surgen, no te supongan un golpe anímico demasiado duro.

ultraman

Evita imprevistos en tu ultraman

Y es que, si algo caracteriza a esta prueba, es la infinidad de pequeños problemas que pueden surgir durante los mismos y arruinar el objetivo de quien los sufre. No es un día para probaturas, sino un momento en el que debes llevar todo bien atado. Es aconsejable contar con todo tipo de equipamientos y recambios por cualquier imprevisto que pueda surgir.

Por ejemplo, es importante no olvidar llevar elementos que eviten contratiempos con el neopreno en la prueba de natación, como guantes o polvos de talco; o gorras con luz incorporada y chubasquero para la carrera. Son formas sencillas pero muy efectivas de solventar cualquier posible dificultad de forma rápida, pues en ocasiones las inclemencias meteorológicas pueden jugar una mala pasada. Además, suele ser aconsejable contar con pequeños objetos que te ayuden a recordar a tus seres queridos para no sentirte solo en mitad de la prueba.

Con esto, esperamos haberte ayudado a planificar la preparación del ultraman. Ahora llega lo más complicado, que es afrontar la prueba en las mejores condiciones y terminarla. No obstante, cuentas con nuestro apoyo. ¡A por ella!

Sin comentarios

Añadir un comentario