triatlón de invierno

¿En qué consiste el triatlón de invierno?

Obviamente, todos los que nos dedicamos al deporte, ya sea como aficionados o de una forma más profesional, conocemos las disciplinas del triatlón clásico (nadar, correr y, finalmente, montar en bicicleta). Sin embargo, conforme se acerca el invierno, estos deportes no son nada recomendables por las bajas temperaturas y el frío. Hay otro tipo de modalidad, el triatlón de invierno, que podemos realizar y es más adecuado para estas fechas. Con él, aprenderemos nuevas disciplinas.

¿Qué es el triatlón de invierno?

Comenzó en las décadas de los 80 y 90 del pasado siglo XX y consiste en tres pruebas: una de carrera a pie (se evita la natación por las bajas temperaturas y se calienta el cuerpo en el arranque), otra de bicicleta de montaña y, finalmente, una tercera de esquí de fondo. Las normas de la International Triatlon Union indican que las tres pruebas deben realizarse sobre nieve.

Normalmente, las competiciones de triatlón de invierno se realizan en esta estación del año y se disputan con decenas o cientos de participantes. Hay varias categorías (masculina, femenina, júnior, veteranos...) dependiendo del nivel de organización y de la cantidad de participantes. Hay campeonatos de Europa, del mundo, así como pruebas mixtas de hombres y mujeres y otras categorías en expansión.

¿Qué distancias hay en cada prueba?

La siguiente información es sencilla y muy útil si estás planteándote prepararte para correr tu primer triatlón invernal. Las distancias homologadas son 5 kilómetros de carrera a pie, 10 kilómetros en bicicleta de montaña y, finalmente, otros 10 kilómetros de esquí de fondo.

Si las condiciones climatológicas son muy adversas o el terreno es especialmente pronunciado o difícil de abordar, las distancias pueden reducirse. Especialmente, esto puede ocurrir nn la prueba de bicicleta, que suele adaptarse a los desniveles y las distancias según el tipo de relieve y la cantidad de nieve.

triatlón de invierno

Un deporte de resistencia

El triatlón invernal, más aún que el tradicional, es una prueba de resistencia y no explosiva. Muchos pueden pensar que, con solo 5 kilómetros de carrera y 10 de bicicleta, una salida rápida permitirá llegar con el suficiente tiempo a la prueba de esquí, que dará la victoria. Nada está más lejos de la realidad. Los atletas que practican este deporte suelen seguir una estrategia de resistencia y fortaleza mental para llegar en buena posición al tramo del esquí, que suele ser el definitivo.

Para muestra, un botón. En la prueba masculina, el ganador del último mundial (el atleta noruego Hans Christian Tungesvik) tardó 1:16:47 en completar las tres pruebas. Si miramos el sub-23 femenino, solo la vencedora llegó antes de la hora y cuarenta minutos.

¿Y tú? ¿Te ves preparado para afrontar un triatlón de invierno? ¿Lo has hecho y quieres compartir tus impresiones?

Sin comentarios

Añadir un comentario