el ejercicio puede prevenir cáncer

Una sesión de hiit puede prevenir la reproducción de células cancerosas

Desde hace algunos años se ha relacionado la práctica de deporte de manera constante con la reducción del riesgo a padecer algún tipo de cáncer. Para mantener un estado de salud óptimo es necesario, además de seguir dietas equilibradas en nuestras vidas, realizar algún tipo de entrenamiento.

Algunas investigaciones recientes han relacionado directamente la actividad física con la reducción de algunas hormonas relacionadas con las células que provocan el cáncer. También ayuda a conseguir un estado más fuerte del sistema inmunológico y reduce la inflamación.

Salud, dietas y entrenamiento contra el cáncer

Se ha realizado una investigación específica sobre los beneficios del ejercicio hiit en varones que han padecido un cáncer de colon. En esta investigación se pidió a un grupo de sujetos que realizaran un entrenamiento de alta intensidad o hiit de manera regular y a otro que lo hicieran una única vez.

Se realizaron diferentes pruebas y comprobaciones. Destaca la recolección de muestras de sangre antes y después de cada una de las sesiones de deporte (tres veces por semana durante un mes completo). Posteriormente se llevó a cabo un análisis de los glóbulos rojos con la intención de establecer si el ejercicio afectaba al crecimiento de las células cancerosas.

Los investigadores reemplazaron el suero de las células cancerosas cultivadas en laboratorio por el suero extraído de los voluntarios con el objetivo de determinar cómo afectaba el deporte al crecimiento de las células.

Las muestras recogidas antes de la realización del entrenamiento no redujeron el crecimiento de las células del cáncer. Sin embargo, las recogidas tras la realización del ejercicio mostraron la detención inmediata del crecimiento. Por lo que, según sugieren los datos de la investigación y las afirmaciones de los investigadores, el hiit puede cambiar el entorno de las células cancerosas para evitar que crezcan sin control.

Un dato que llama la atención es la escasa diferencia que se encontró entre los que realizaban de manera habitual el ejercicio y los que lo realizaron una única vez.entrenamiento y cáncer

En definitiva

Aunque este estudio en particular se centraba en pacientes que habían sobrevivido a un cáncer de colon, los investigadores sugieren que se pueden encontrar los mismos resultados en otros casos siempre que se realice un buen entrenamiento y se adquieran dietas saludables.

Según los resultados que se obtuvieron de estas investigaciones se llega a la conclusión acertada de que es posible disminuir la reproducción de las células que producen el cáncer mediante el deporte de alto rendimiento. Ejemplos pueden ser el ciclismo, el hiit u otras actividades similares. Sin lugar a dudas, la práctica de ejercicio de manera habitual permite tener una mejor salud, más energía y vitalidad e incluso prevenir la aparición de enfermedades graves. ¿Tú que opinas al respecto? Déjanos saber tu punto de vista en los comentarios. 

Sin comentarios

Añadir un comentario