esquiar beneficio para la salud

10 Beneficios del esquí para la salud

El esqui es para muchas personas más que un deporte, ya que con él no solo hacemos ejercicio físico, sino que además nos divertimos en entornos naturales indescriptibles. Esta práctica, realizada de manera segura, proporciona una sensación de libertad a nivel psicológico que pocas disciplinas deportivas ofrecen.

¿Qué efectos tiene sobre la salud el esquiar?

En el plano físico encontraremos beneficios a la hora de tonificar músculos, tanto del tren superior como del inferior. Practicar este deporte habitualmente o paralelamente a otras actividades repercute positivamente en el desarrollo de cuádriceps, varios tipos de abdominales, hombros, brazos, espalda y glúteos. No está nada mal para una actividad tan divertida como el esquí.

En cuanto a las habilidades físicas, los recorridos exigentes y la concentración nos ayudarán en áreas importantes para otros deportes. Estas parcelas son la coordinación, el equilibrio y la flexibilidad, entre otras.

La fuerza y la resistencia son otros aspectos que mejoran con la práctica, ya que el entorno natural de la nieve es un lugar exigente. Especialmente, proporciona beneficios a los niños en la coordinación y la psicomotricidad, ya que necesitan realizar movimientos automatizados y responder ante estímulos.

esquiar

No obstante, debemos consultar con monitores y profesionales para adaptar las prácticas a nuestra condición, así como seguir pautas después de la actividad para limitar posibles lesiones y malestares físicos. Los accidentes ocurren en todos los deportes, pero hay que ser especialmente precavidos en deportes extremos como este, a pesar de que los practiquemos a baja intensidad.

En el plano psicológico hemos mencionado anteriormente que se trata de un deporte que se desempeña en unas condiciones envidiables por su lugar de práctica. Las mejores vistas de las montañas nevadas nos acompañarán en nuestras sesiones, permitiéndonos disfrutar de la belleza de la naturaleza mientras surcamos la nieve. Además, la sensación de libertad se une a la adrenalina propia de la aventura. El cerebro empieza a emitir serotonina y dopamina que nos harán sentir felicidad y bienestar, contrarrestando el estrés del día a día. Nos permitirá desconectar de los problemas y centrarnos únicamente en contemplar el paisaje y en tomar las curvas y hacer los zig-zags como es debido. Por si fuera poco, es una actividad enérgica pero a la vez relajante, por lo que puede ayudarnos a descansar plácidamente.

Nuestro cuerpo nota la diferencia cuando esquiamos, ya que el aparato respiratorio y el cardiovascular se ven beneficiados por el ejercicio exigente y la oxigenación de las alturas. Debemos tener en cuenta que este deporte se practica a una altura sobre el nivel del mar que permite respirar aire puro, muy necesario frente a la contaminación de la ciudad. La concentración de oxígeno está íntimamente relacionada con el riego sanguíneo, por lo que nuestro cuerpo lo agradecerá por partida doble.

Otro detalle es que cuando estamos en las montañas nevadas, nuestra piel tiende a broncearse. De esta manera podemos aportarle esas vitaminas que obtenemos del sol y que es difícil percibir en los meses de invierno. Así, nuestra piel lucirá sana y lustrosa en pleno otoño o invierno, sin necesidad de ir a la playa.  beneficios esquiar

Sin comentarios

Añadir un comentario