7 tips para no estar adolorido después de ir al gimnasio

Hacer deporte es totalmente recomendable para cualquier tipo de persona, pero debemos realizarlo con cabeza e inteligencia para que no acabemos doloridos y dañando, más que beneficiando, nuestra salud.

3 Tips esenciales para no estar adoloridos tras hacer deporte

Así, para que el entrenamiento que realicemos sea beneficioso para nuestro cuerpo, ayude a nuestra mente a relajarse y focalizarse y, en definitiva, mejore nuestro físico y nuestros hábitos de vida, debemos seguir una serie de consejos o tips que deben ser como nuestro diccionario del gimnasio.

  • El descanso: sin dormir adecuadamente no podemos rendir en el gimnasio. Es el primer paso a seguir, fundamental y anterior a cualquier rutina deportiva. Sin dormir entre seis y ocho horasnuestro cuerpo no estará preparado para realizar rutinas de gimnasio con seguridad y eficacia.
  • La alimentación: seguir dietas saludables, con la adecuada conjunción de proteínas, hidratos de carbono y grasas no saturadas, es la segunda pata del taburete de tres ejes.

En la alimentación no hay recetas mágicas, y dependerá en gran medida del punto de partida del deportista. Así, si nos sobran 20 kilogramos y queremos ponernos en forma yendo al gimnasio, obviamente deberemos restringir la comida basura, los fritos, los dulces y las bebidas azucaradas.

Si estamos demasiados delgados y queremos mejorar nuestro cuerpo aumentando masa muscular, podemos pasarnos con algunos hidratos de carbono y, sobre todo, comer una cantidad importante de proteínas.

  • El tercer tip esencial es el ejercicio adecuado a las metas que pretendemos lograr y adaptado al estado actual del cuerpo. Si acabamos de llegar al gimnasio y es nuestro primer día, no podemos coger el peso en mancuernas que es capaz de soportar alguien que lleva dos años yendo de forma habitual. Cabeza. Debemos ir creciendo progresivamente, sin hacer locuras y mejorando día a día la carga de las pesas y el tiempo que acudimos al recinto.

4 tips para el entrenamiento saludable

El agua es uno de los grandes desconocidos de muchos deportistas, al menos de muchos de los que empiezan en el gimnasio. Debemos saber que conforme realizamos los ejercicios, ya sea en fase de definición, hipertrofia, mantenimiento o aumento de fuerza, gastamos agua que nuestro cuerpo tiene almacenada. Debemos acudir siempre con una botella, mínimo, de medio litro, pero recomendamos ingerir alrededor de un litro de agua por cada hora de entrenamiento en el gimnasio.

Los ejercicios de estiramientos y calentamientos antes de empezar con la rutina diaria son esenciales. Tenemos que remarcar este concepto, ya que muchas lesiones y problemas de dolor corporal vienen tras comenzar con las pesas o con el cardio sin haber calentado, especialmente las rodillas, los hombros y la espalda.

Finalmente, el último tip, pero no menos importante, para que mejoremos nuestra salud con el deporte en el gimnasio y un entrenamiento sostenible y beneficioso, es la cuestión de los masajes. No siempre, pero sí con cierta asiduidad, debemos recibir masajes en los músculos que más trabajemos.

Si queremos acudir al gimnasio para mejorar nuestro cuerpo, debemos hacerlo con cabeza. Es importante seguir estos consejos y hacer deporte con asiduidad para ganar en calidad de vida y salud.

Sin comentarios

Añadir un comentario