adelgazar con frio

¡Aprovecha el frío para perder peso!

Seguramente, hemos oído hablar de numerosas dietas o de algún deporte que puede ayudarnos a perder peso. Pero, lo que es realmente importante es que la práctica de ejercicio físico en un ambiente frío ayuda a adelgazar. ¿Cómo es posible?

Adelgazar realizando ejercicio con frío es posible

Es posible perder peso más fácilmente realizando actividad física y, por supuesto, acompañando la práctica de una dieta saludable. Sin embargo, hoy existen nuevas líneas de investigación que ahondan más en este asunto, llegando a confirmarse que hacer ejercicio con frio puede favorecer aún más la pérdida de grasa corporal.

El fundamento está en los tipos de grasa o tejido adiposo que tenemos en nuestro organismo. En primer lugar, nos encontramos con la grasa blanca, comúnmente conocida por ser la que se forma en determinadas localizaciones del cuerpo (abdomen, pecho, muslos, cuello, etc.). Pero también encontramos la llamada grasa parda o de color marrón.

Dicha grasa parda se encuentra en muy pequeñas cantidades o concentraciones. Generalmente, son los recién nacidos los que poseen más cantidad de ella. Conforme vamos desarrollándonos y creciendo, su porcentaje va disminuyendo.

Pero lo que es más importante en ella es que puede ayudar a que nuestro metabolismo se acelere, generando una mayor producción de calor. En cierto modo, quema calorías o energía del organismo para conseguir una mayor combustión térmica.

La cuestión es ¿cómo se puede poner en marcha la grasa parda o aumentar su concentración? Entrenar a bajas temperaturas puede propiciar el aumento de este tipo de tejido adiposo en el organismo y su activación. Así, no es de extrañar que muchos deportistas ya estén realizando sus actividades a temperaturas bajo cero o que incluso se introduzcan en lagos casi congelados para practicar ejercicio. deporte fitness y frio 

Estrategia de entrenamiento HIIT para adelgazar con el frío

Conociendo este extremo, es posible crear nuevas rutinas ideales para perder peso. Combinando el entrenamiento de intervalos en alta intensidad (el llamado tipo HIIT) se pueden conseguir excelentes resultados a la hora de quemar grasa.

El entrenamiento HIIT eleva aún más el ritmo del metabolismo mientras nos ayuda a sintetizar más masa muscular. Es un tipo de entrenamiento caracterizado por la explosividad y cuya duración oscila entre los 10 y los 15 minutos.

El objetivo es realizar unos determinados ejercicios a muy alta intensidad, elevando al máximo la frecuencia cardíaca durante uno o varios minutos sin apenas parar. Las pausas tendrán que ser muy cortas, de alrededor de 30 segundos, entre ejercicio y ejercicio.

Realizar cardio bajo el frío

También es posible realizar sesiones de cardio para quemar más calorías, pero, para potenciar aún más la pérdida de grasa, es clave someternos a temperaturas ambientales frías. Podemos aprovechar los días de nieve, en los que se realiza más esfuerzo por la resistencia del suelo nevado, para salir a correr por el vecindario.

Lo mejor es siempre poner a prueba al organismo y someterlo a situaciones más extremas. De este modo, podremos elevar el metabolismo basal y la quema de calorías. Por supuesto, la utilización de energía también será más eficiente.

Y tú ¿pones en práctica estos consejos cuando llega el invierno? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!deporte fitness y frio ventajas

1 comentario

  • Hace 11 horas

    luis velasquez

    good your ad is interesting congratulations but with your permission I would like to share with you this linck http://bit.ly/2RM3ozr

Añadir un comentario