Calistenia que es y sus utilidades

Calistenia: ¿qué es y por qué practicarla?

Cuando se practica deporte, no siempre es necesaria la utilización de aparatos. Existen disciplinas sencillas para ejercitarse y cuyo único motor para su realización es el propio cuerpo humano. Un ejemplo puede ser correr, pero hay otras prácticas menos conocidas que tampoco requieren complementos, como la calistenia.

Las ventajas del entrenamiento de calistenia

Se trata de una metodología basada en los movimientos de los músculos. El resultado se consigue a través del propio peso. En la iniciación se parte de un entrenamiento básico, con instrucciones sencillas y no muy complicadas. También se debe acompañar la gimnasia con dietas que ayuden a mejorar la salud. Entre los beneficios que aporta están:

1. Una mejor movilidad corporal

El desplazarse de un sitio a otro, se hará con mayor agilidad. Después de practicar repetidamente los ejercicios de movimiento, subir una escalera tendrá una menor dificultad y será mucho más cómodo.

2. Definición muscular

Con la práctica habitual de este tipo de deporte se obtiene un rápido desarrollo de las articulaciones. Al tener que trabajar con el cuerpo propio, se consigue una definición en poco tiempo.

3. Fuerza funcional

La rutina incrementa la capacidad de lograr trepar, correr, saltar mejor y levantar. Son movimientos habituales que se hacen todos los días, pero que se ejecutarán con una mayor soltura.

4. Sirve como suplemento de otras disciplinas

Se consigue mucha fuerza en las escápulas debido al tipo de gimnasia avanzada que tiene esta modalidad. Después de hacer muchas flexiones se tienen unos pectorales más desarrollados. Sirve para complementar otras prácticas deportivas.

5. Es barato

No necesita ningún tipo de equipamiento. Aunque siempre será imprescindible un suelo para realizar los estiramientos oportunos. La barra o las anillas ofrecen multitud de variantes en los ejercicios. La calistenia es muy versátil y se puede practicar en cualquier lugar.

consejos sobre la calistenia

6. Control del peso

Conseguir aguantar los kilos del cuerpo es una sensación muy gratificante. Para ello no hay que desesperarse al principio, pues probablemente no se alcance a rebasar una barra a dos metros con la barbilla. Con práctica se acabará sobrepasando hasta la cintura o, incluso, saltando.

7. Flexibilidad

Cuando se lleva mucho tiempo entrenando este tipo de ejercicios, se gana en equilibrio y también en flexibilidad.  

8. Engancha

Como cualquier deporte que se practica de forma compulsiva, hace incrementar las endorfinas y la sensación de bienestar, por lo que se desea volver a ejecutarlo con asiduidad.

9. Mayor coordinación

Se trabaja para que la mente, la masa y el espacio tengan una relación entre sí. Se consigue un vínculo especial entre mente y cuerpo, obteniéndose como resultado una optimización en la coordinación en todas las articulaciones.

En resumen, la calistenia es un deporte o actividad física bastante completa. Acercarse a ella y seguir su variedad de rutinas nos lleva a explorar hasta dónde puede llegar el cuerpo humano. ¿Pero dónde están los límites?

Sin comentarios

Añadir un comentario