efecto del crossfit en mujeres y hombres

¿Cómo afecta el crossfit a la silueta si eres hombre o mujer?

Para empezar, el crossfit nace con la intención de que cualquier persona, hombre o mujer, pueda mejorar sus habilidades. Al fin y al cabo, tanto hombres como mujeres dividimos nuestra actividad física en habilidades como la fuerza, la resistencia, la flexibilidad o la velocidad. De este modo, la idea es que cada uno vaya avanzando según sus posibilidades.

¿Sabes cómo afecta el crossfit si eres hombre o si eres mujer?

Evidentemente, en ese progreso hay cambios físicos que van ocurriendo en los cuerpos de las personas. Otra vez tenemos que recordar que cada cuerpo es realmente un mundo, por lo que lo que a una persona le muscula, a otra puede no servirle.

Entre las mujeres, existía la creencia de que el crossfit, al ser una actividad física tan exigente, cambiaba radicalmente tu silueta. Dentro de esta creencia se concretaba que la silueta de una mujer pasaba a parecerse a la de un hombre, es decir, con una forma y una musculación diferente. Sin embargo, los especialistas aseguran que esto no es así.

La masa muscular parte de los niveles de testosterona, por lo que las mujeres, al producir menos de esta sustancia, no tendrán tanta facilidad para generar masa muscular. Esto no quiere decir que el ejercicio sea en vano, ni mucho menos. Lo que nos señala este dato biológico es que, a no ser que se busque eso en concreto, ninguna mujer se notará tan hinchada. De hecho, las personas que buscan exactamente esta estética necesitan un entrenamiento mucho más severo y una nutrición muy estricta, por lo que no hay de qué preocuparse.

Eso sí, cuando se aumenta un poco la musculación en las mujeres, es frecuente que las tallas de ropa disminuyan. Este fenómeno se debe a que el músculo pesa más que la grasa, pero ocupa menos espacio. Como podemos observar, son todo ventajas a la hora de practicar esta disciplina como mujer.

En el caso de los hombres, también padecen cierta hinchazón inicial en los músculos, ya que probablemente no están familiarizados con esta nueva demanda de calorías y oxígeno. La clave, no obstante, está en la progresividad, es decir, en el aumento poco a poco de la carga y la intensidad. De este modo, podemos sacar partido a los cambios que se producen en nuestro cuerpo, para hacer ejercicios más complicados.

Los hombres, por tanto, tienen la ventaja de que producen más testosterona y, debido a ello, tienen mayor facilidad para la musculación. Sin embargo, este hecho no afecta a todos por igual. Depende de factores como la alimentación, el estilo de vida o la genética. Por este motivo, podemos encontrar a varios hombres que, partiendo de aspectos similares, acaban teniendo siluetas corporales muy diferentes.

También es importante recordar que al hablar de siluetas no hay nada escrito. Un tipo de cuerpo no tiene por qué ser masculino o femenino, por lo que con esfuerzo podremos conseguir simplemente el cuerpo que más nos guste. Centrémonos en el crossfit y en nuestras rutinas de ejercicio y rechacemos etiquetas. hacer crossfit efecto en mujeres y hombres

Sin comentarios

Añadir un comentario