técnicas de alta intensidad

Qué técnicas de entrenamiento de alta intensidad funcionan

Hacer deporte y conseguir objetivos es una de las grandes prioridades de muchos. Sin embargo, la falta de tiempo sigue siendo uno de los principales condicionantes para poder llevar a cabo el entrenamiento. El trabajo, el estrés y vivir en una sociedad marcada por las agendas llenas afectan al posible rendimiento. Por ello, las técnicas de entrenamiento de alta intensidad o HIIT son una enorme opción para todos aquellos que no disponen del tiempo suficiente para realizar una rutina más compleja y larga, y lo pueden combinar con buenas dietas saludables.

Técnicas de entrenamiento de alta intensidad

Uno de los métodos principales para llevar a cabo este tipo de entrenamiento es el de descanso-pausa. Se combina una serie principal con otras series adicionales, llevando a cabo períodos de descanso muy cortos. Una vez se ha finalizado la serie principal, el siguiente paso es realizar un número extra de series con muy pocas repeticiones. Numerosos estudios han demostrado que este tipo de técnicas dan una mayor ganancia de fuerza respecto a métodos tradicionales. Por otro lado, también consigue una mayor activación neuronal.

A nivel de salud, se consigue un intervalo de pulsaciones que permite seguir quemando calorías durante la hora posterior a la finalización de la rutina. Combinamos actividad cardiovascular con ejercicios de musculación entrenando tanto el tren superior como inferior. Para ello, se llevará a cabo el denominado método Tábata.

Para ello, llevaremos a cabo una serie de 10 ejercicios intercalados con 20 segundos de trabajo y 10 de descanso. Estas series se repetirán hasta en tres ocasiones con un minuto de descanso entre series. La primera actividad será el calentamiento con 50 minutos al 40 % de nuestro rendimiento realizando trabajo aeróbico como bicicleta, cinta o actividad en la escaladora. Una vez se consigue el tono muscular deseado, se podrá empezar el entrenamiento. tecnicas de entrenamiento de alta intensidad 

Entrenamiento corto de alta intensidad

Es importante dividir los ejercicios para que no se consuma cualquiera de los grupos musculares, intercalando ejercicios de tren superior con inferior. Se debe buscar siempre el límite sin sobrepasarlo ya que puede acabar siendo perjudicial para la salud. Por otro lado, también es necesario valorar el rendimiento. Por ello, pongamos los mismos ejercicios durante varias semanas para notar si mejoramos con el paso del tiempo.

Algunos de los ejercicios que podemos realizar son push-ups, flexiones, sentadillas, extensiones de bíceps o tríceps así como la escaladora, assault bike o zancadas. Vayamos siempre de menos a más para acabar la última serie dejando las últimas energías. Una vez finalizamos las series se iniciará la fase de vuelta a la calma. Además, otra de las técnicas que podemos utilizar es intercalar dos ejercicios de músculos diferentes sin descanso.

Modificar el número de repeticiones en cada serie también nos permitirá beneficiarnos de los entrenamientos de alta intensidad. Las denominadas series descendentes o ascendentes son otras de las técnicas que podemos utilizar. Se comienza realizando la primera serie con un peso adecuado para un número de repeticiones, y se sube el peso bajando las repeticiones o viceversa.

Las técnicas de alta intensidad son un complemento perfecto para realizar deporte. Animamos a dejar una opinión sobre este método.entrenamiento de alta intensidad

Sin comentarios

Añadir un comentario