,

Guía para tomarte las medidas corporales correctamente al hacer deporte

Para tener la idea muy aproximada de tus progresos en el fitness y el deporte, no hay nada como ir llevando una cuenta de las medidas de tu cuerpo. Así podrás conocer de primera mano tus proporciones al comienzo y al final de un plan de entrenamiento, así como su evolución. Conocer esta información puede proporcionarte datos muy valiosos a la hora de adaptar tu estrategia. Aquí te daremos algunos consejos muy útiles para que te tomes las medidas corporales de la manera más acertada posible.

Guía para tomarte las medidas corporales correctamente

Algunos consejos

Para comenzar, nunca debes dar por buena solo una medida, es mejor hacer varias y establecer una media como medida representativa. Si notas que estás perdiendo centímetros, pero pesas lo mismo, eso no tiene por qué ser una mala señal, ya que cuando ganamos músculo pesamos más. Debes, además, establecer una rutina concreta para medirte, a ser posible siempre a la misma hora y antes de haber comido o bebido, ya que esto puede afectarte en según qué zonas.

Utiliza siempre una cinta de medir que sea de tela en vez de cualquier metro de metal. Este material ligero se adapta mejor a los pliegues y formas del cuerpo. Debes, además, controlar su tensión para que no quede ni muy floja ni excesivamente ceñida. Y para evitar posibles deficiencias en la medida, siempre debes hacerlo sobre la piel desnuda, nunca encima de la ropa. Para facilitar el proceso, intenta relajar los músculos y juntar los pies.

Guía para tomarte las medidas corporales

Lo más común es medir con estas cintas el pecho, la cintura, los brazos, etc. Sin embargo, seguidamente te demostraremos que hay distintas áreas que se verán afectadas por tu entrenamiento y que puedes medir y evaluar fácilmente.

El pecho es sencillo, ya que solo es necesario empezar en una parte del llamado busto y rodearlo hasta que vuelva al mismo sitio.

Para la cintura es un poco más complejo, ya que se encuentra por encima del ombligo y bajo las costillas a la vez. Hacer trampas encogiendo el estómago solo te llevará a resultados engañosos.

En el caso de las caderas, debes asegurarte de que la cinta rodee tu trasero por su parte más ancha, aunque sin alejarse demasiado de la cintura.

Cuando se trata de los abdominales, es necesario relajar especialmente el torso para poder hallar la zona más amplia del core. Una vez que lo encuentres, frecuentemente cerca del ombligo, procede a hacer la misma operación que en pecho y cadera.

Para el muslo tenemos que buscar la parte más ancha, que a menudo se encuentra en un término medio entre la zona baja del glúteo y la de atrás de las rodillas. Para calcular la circunferencia de las pantorrillas, repetimos la acción, pero esta vez colocándonos en el punto intermedio entre las rodillas y los tobillos.

Por último, muchas personas que están trabajando en musculación necesitan medir sus brazos; cualquier fallo en la medición puede hacer incomprensibles semanas de entreno. En este caso, buscamos la parte más ancha y le damos la vuelta con la cinta hasta volver al punto de partida.medidas del cuerpo

Si lo necesitas, prueba a hacer varias mediciones y establecer una media como te hemos comentado anteriormente. 

Sin comentarios

Añadir un comentario

,